Deja un comentario

Historia de unas maletas

KIKO MENDIVE

KIKO MENDIVE

La Maleta de Mendive, existe en alusión al singular artista caribeño Kiko Mendive, amigo de mis padres y tíos cuando estuvo de visita en la República Dominicana (1959).

Mendive y Safra su esposa, visitaron la ciudad de Santo Domingo contratados por mi tío el empresario artístico Don Horacio Pérez. Era una pareja muy versátil y rumbosa que cantaba y bailaba a ritmo de mambo y chachachá.

Al parecer, los Mendive tuvieron que dejar parte de su equipaje (2 maletas) en nuestra casa de la calle Duarte, en la zona colonial, no se sabe a ciencia cierta por cuales motivos. El caso es que desde los ocho años de edad me estuve preguntando por el contenido de esas misteriosas maletas a las cuales mi madre llamaba “las maletas de Kiko Mendive”.

Durante 5 años permanecieron silenciosas en el armario de cartón piedra de abuelo Pichí, una sobre otra, intactas y casi nuevas. Yo solo podía mirarlas, mas no tocarlas. Eran las maletas de Mendive.

Un memorable día de abril de 1965, tiempos de la guerra civil y reclamo por la vuelta a la constitucionalidad, mi madre decidió abrir por fin las maletas. Supongo que ante tal situación, no se sabía lo que iba a pasar o quizá hacerlo rompía con la monotonía del obligado encierro que nos protegía de las balas. El caso es que por fin se abrieron las 2 maletas de cuero.

Su contenido era asombroso. Blusas con lentejuelas y mangas anchas, corbatas, un sombrero de gamuza, zapatos, pantalones, 2 breteles y unos vasitos de trago corto estaban en la primera maleta. La segunda, ayude a abrirla (había esperado con ansias que llegara ese momento), 2 vestidos de mujer, faldas cortas de colores brillantes , un espejo de mano y un par de botas de vaquero. Las botas me las medí de inmediato y oh sorpresa, eran de mi talla. Ante mi insistencia mi madre me permitió quedármelas. Safra calzaba número 7 de mujer y yo también, por supuesto.

Anuncios
Deja un comentario

Haití, USA y gobernantes latinoamericanos

De Señales del Paraíso,
Pedro Delgado Malagón

Estas fueron las reacciones de algunos gobernantes del área del Caribe, ante las propuestas de funcionarios del gobierno de los Estados Unidos para conceder asilo temporal a los haitianos que, en botes quebradizos, viajaban de Haití a los Estados Unidos.

“En frágiles e improvisadas embarcaciones han arribado a nuestras playas 460 haitianos en muy malas condiciones, enfermos, hambrientos y vistiendo harapos. Están siendo atendidos en nuestros hospitales, en donde se les están administrando los medicamentos necesarios, buena alimentación y nuevas vestimentas. Una vez que sus condiciones generales retornen a la normalidad, todos serán reembarcados en sus reacondicionados botes y remolcados por lanchas de nuestra marina, hasta las proximidades de las costas de Haití”.
Cuba: Comandante Fidel Castro (1993)

“Inaceptable… absolutamente inaceptable. Colombia rechaza categóricamente la posibilidad de permitir emplazar campamentos temporales de refugiados haitianos en nuestro suelo. Absolutamente inaceptable… absurda propuesta”.
Colombia: Presidente Ernesto Samper (1994)

“La lamentable pobreza del pueblo haitiano es parte de las causas que motivan esas emigraciones, pero no podemos aceptarlos como refugiados en Costa Rica. Nosotros también tenemos nuestros problemas con indocumentados nicaragüenses, pero estamos trabajando para solucionar- los… y lo estamos logrando. No me parece que ningún país de América Latina esté en condiciones de hacerse cargo del enorme problema que representan los emigrantes haitianos”.
Costa Rica: Presidente José María Figueres (1994)

“Funcionarios del gobierno norteamericano y Organismos Internacionales han insistido en que la República Dominicana conceda refugio a los haitianos que están abandonando su país en embarcaciones hacia los Estados Unidos y algunos otros destinos. Asimismo esos funcionarios me reiteraron el compromiso del gobierno norteamericano de responsabilizarse, por completo, de todos los gastos que conllevaría la construcción de las instalaciones que servirían de campamentos, en terri- torio dominicano, a los refugiados haitianos. Asegurando además que proveerían toda alimentación y medicamentos que sean necesarios en los mismos”.
República Dominicana: Presidente Joaquín Balaguer (1994)

Deja un comentario

Radiografía jueces de la corte de apelación

Antonio M. Segovia-FLIKR

Antonio M. Segovia-FLIKR

Esta es una radiografía, como tal bien precisa, de los jueces de la corte de apelación de Santo Domingo: Manuel Hernández Victoria, Darío Gómez Herrera y Víctor Mejía Lebrón.

Tono emocional: Resentimiento no expresado, lo cual significa…que asumen responsabilidad sólo cuando se pueden favorecer sus propios intereses. Aparentan estar protegiendo o salvando a alguien o dan razones muy protectoras para sus acciones, sin embargo, el resultado final va dirigido siempre hacia la destrucción de algo, causando grandes estragos.

La deshonestidad, los tratos clandestinos y la frustración de las esperanzas de otros les parece que son la única forma de conducirse en la vida. “Aquí tenemos, una vez más, la condición del psicótico agudo, un estado en el que la persona se vuelve demente de forma temporal durante periodos cortos”.

Sufren de enfermedades graves esporádicas, son crónica y agudamente deshonestos cuando se presenta la ocasión, son personas muy descuidadas, raramente le caen bien a la gente, su potencial de supervivencia es deficiente.

Nadie con estas características debería emplearse como testigo o juez en los tribunales de justicia, ya que su postura respecto a la ética es tal como para anular la validez de cualquier testimonio, siendo incapaces de emitir veredictos racionalmente justos.

A este tipo de personas se les debería privar de sus derechos civiles al menos hasta que lograren reformarse.

Deja un comentario

En La Cibeles

La Cibeles-Bob Fisher-FLIKR

Ya era de noche en Madrid, la luz roja daba vueltas manchando cada pared de los alrededores y la puerta de la patrulla esperaba abierta. El policía había sorprendido al hombre desnudo frente a La Cibeles. El sujeto se había detenido, sin parar de reir, después de correr durante horas alrededor de la fuente. Entonces un atentado al pudor público había ocurrido y, sin embargo, este hombre con el agua chorreándole desde el pelo, continuaba riendo a carcajadas mientras su cuerpo desnudo era introducido en el coche. Funcionó, le dijo al policía, ese champú hace crecer el pelo, dejé de ser calvo, funcionó. Su custodio, hombre de pocas palabras y de menos pelo, aparentemente no le hizo caso, encendió el vehículo y tan rápido como pudo partió hacia un destino que hasta hoy es desconocido.

Deja un comentario

La rasquiña

FOTO DE MEDIOTANQUE-FLIKR

FOTO DE MEDIOTANQUE-FLIKR

Ante mi asombro la masa informe empieza a rascarse, se despellejan. Es el llamado a hacer la fila, dijo el parroquiano tratando de tranquilizarme. Les da alergia, es alergia lo que les da.

Deja un comentario

Como doctrina religiosa

20140530-103935-p.m.-81575184.jpg

Aquí el tiempo no existe, el después es presente y hacer la fila… un sacrilegio imperdonable.

Deja un comentario

El Hada

CONO Y BASTÓN-FLICKR

CONO Y BASTÓN-FLICKR

Estaba en mi oficina cuando el Hada descendió en silencio sobre el piso frío y lentamente extendió su brazo. Expuso su mano multicolor sólo a mi mirada. Entonces, el oscuro elemento, poción para el alma, quedó sobre la mesa. De mi parte solamente atiné a darle las gracias, es lo menos que merece la señora del café.

Deja un comentario

Sin registro oficial

FOTO. golo - FLICKR

FOTO. golo – FLICKR

Esa tarde los relámpagos simularon la presencia de un fotógrafo y mientras en el barrio los carajitos, inmóviles ante cada destello, se bañaban de lluvia; en la tercera planta de Palacio el oído del Presidente era salpicado por los susurros de su fiel consejero. No hubo fotos.